Colegios Profesionales de Aragón

Actualidad

Noticia  - 23/07/2019

EL COLEGIO DE MÉDICOS DE ZARAGOZA, CON LOS PROFESIONALES DE PSIQUIATRÍA DEL CLÍNICO

El organismo colegial respalda a los profesionales sanitarios del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico Lozano Blesa y apoya el comunicado que han elaborado tras el anuncio de la Gerencia del Sector Sanitario Zaragoza 3 de reducir su espacio en 700 metros.

El organismo colegial respalda a los profesionales sanitarios del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico Lozano Blesa y apoya el comunicado que han elaborado tras el anuncio de la Gerencia del Sector Sanitario Zaragoza 3 de reducir su espacio en 700 metros. Concretamente, en él se encuentran ubicadas las unidades hospitalarias de Medicina Psicosomática y Psiquiatría de Enlace y la Unidad de Trastornos de Conducta Alimentaria de Infanto-juvenil (UTCA).

De igual modo, el Colegio de Médicos de Zaragoza solicita a la Administración que reconsidere esta decisión ya que supondrá una pérdida importante de la calidad  del servicio, ya en situación precaria y, en consecuencia, en la atención de los pacientes.

COMUNICADO del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico Universitario "Lozano Blesa":

El pasado 10 de julio la Gerencia del Sector Sanitario Zaragoza 3 comunicaba oficialmente su intención de quitarle al Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa una tercera parte de su espacio disponible (unos 700 m2) para ponerlo a disposición del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS Aragón). Este comunicado se hacía mediante una nota de prensa emitida por el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón.

En este espacio se hallan ubicadas las unidades hospitalarias de Medicina Psicosomática y Psiquiatría de Enlace y la Unidad de Trastornos de Conducta Alimentaria de Infanto-juvenil (UTCA) -unidad de referencia para todo Aragón- y también se encuentra en el mismo la única sala en todo el servicio que, por su dimensión, permite realizar talleres diarios de psicomotricidad y entrenamiento en relajación con pacientes afectos de trastorno mental grave.

Los profesionales del Servicio de Psiquiatría, alarmados desde hace un año por esta posible situación que ahora vemos se hace oficial, han mantenido diversas reuniones tras las que se han solicitado entrevistas institucionales de su Jefe de Servicio (Dr. Pérez Camo) con diferentes responsables de la administración sanitaria para informar de nuestra severa preocupación por las consecuencias asistenciales de lo que consideramos una decisión tomada en contra de nuestro criterio profesional. Hay que decir que no hemos encontrado posibilidad de hacernos oír y explicar los argumentos clínicos que nos avalan y por ello, al considerar haber sido ninguneados, queremos hacerlos públicos:

    Es alarmante la situación de precariedad en la que se encuentra la atención a la Salud Mental en el sector 3. Realidad que llevamos tiempo poniendo en conocimiento de las autoridades sanitarias, sin haber obtenido una respuesta.


    Sorprende la diligencia con la que se está actuando en esta decisión, que no hace sino empeorar las condiciones asistenciales de nuestros pacientes, frente a otras decisiones pendientes que sin duda son más prioritarias para ellos. Llevamos años escuchando que no hay recursos para poner en marcha programas imprescindibles y habituales en otros territorios y en los que hemos trabajado intensamente presentando propuestas factibles en nuestra coyuntura económica, sin embargo vemos como para obtener los cerca de 250.000 € que costará la reforma de los espacios sí que ha existido celeridad e imaginación.

 Por aportar unos datos:

    Disponemos de 20 camas para la hospitalización del paciente adulto totalmente insuficientes. Nuestra ratio es de 5,7 camas/100.000 habitantes, no sólo la más baja de Aragón sino que hasta un 56 % menor que la de la unidad de psiquiatría de nuestra Comunidad Autónoma mejor dotada. Según la ratio marcada por la OMS nuestra dotación debería de ser entre 35 y 42 camas, casi el doble. Esta situación conlleva traslados de pacientes que precisan una hospitalización urgente fuera de nuestra ciudad, a las unidades de Huesca y Teruel con consecuencias obviamente deducibles muy negativas para los enfermos y sus familiares.

 

    Dotación de personal absolutamente insuficiente. Baste un ejemplo. En el CME Inocencio Jiménez disponemos de dos psicólogos para atender una población de 125.000 habitantes. Si comparamos este dato con la ratio de dotación de psicólogos/habitantes de cualquier Unidad de Salud Mental del resto de la Comunidad Autónoma nuestra dotación es claramente insuficiente, tenemos menos de la mitad que en el resto de los sectores.

 

    El estado físico de las instalaciones en que se encuentra la planta de Psiquiatría del HCULB roza la indignidad en el trato a las personas. No hay más que dar un paseo por la misma para percibir una situación para la que hemos solicitado soluciones pero nunca ha habido presupuesto, basta decir que sólo disponemos de 3 ducha para el aseo diario de 20 pacientes.

 

    La única sala de Psicomotricidad que dispone el servicio se encuentra ubicada en ese espacio. Es una sala utilizada a diario por los pacientes de Hospital de Día.

 

Con la ocupación de estos espacios además se nos cercena la limitación del desarrollo futuro del Servicio en el área de la hospitalización psiquiátrica de niños y adolescentes, más grave aún cuando en nuestro Servicio se encuentra la única unidad destinada a tal fin en toda la Comunidad Autónoma de Aragón. Esta unidad dispone de tan sólo seis camas, claramente insuficientes a la luz de los ingresos que con frecuencia tenemos que demorar o bien remitir a centros privados e incluso de fuera de Aragón. Es llamativo que hace apenas unos meses se contemplaba tanto desde la Consejería de Sanidad como la de Servicios Sociales la ampliación del número de camas para la hospitalización de menores de 18 años, aspecto que con esta reforma de espacios será inviable.

Pensamos que una decisión de este calado debería venir avalada por la existencia de un plan director para el Sector 3 y para el HCULB. Este plan director no existe. Una vez más decisiones importantes surgen de la improvisación.

Queremos aclarar que para nada estamos en contra de la investigación. En el Servicio de Psiquiatría siempre hemos tenido una especial sensibilidad para este tema. Tenemos un grupo puntero reconocido a nivel internacional y de hecho tenemos espacios reservados a tal fin. Pero sin lugar a duda creemos que hay que priorizar atender las necesidades clínicas de asistencia los ciudadanos sobre otros temas, como el que ahora nos ocupa. No podemos ni entender ni compartir que en un entorno clínico como es un hospital de tercer nivel se retire su espacio a unidades asistenciales consolidadas y de carácter estrictamente hospitalario. Con seguridad existen otras posibilidades para encontrar un espacio idóneo donde ubicar los 500 m2 que solicita el IIS para su finalidad investigadora (por cierto nos quitan cerca de 700 m2).

Una vez más a la hora de detraer recursos de alguna área observamos como el eslabón más débil vuelve a situarse en la Salud Mental con la aquiescencia de los responsables sanitarios y siendo nosotros, los profesionales del servicio de psiquiatría (facultativos, enfermería, trabajo social, etc..) los que debemos denunciarlo.

Ampliar foto: El Colegio de Médicos de Zaragoza, con los profesionales de Psiquiatría del Clínico